La expresión de nuestra mirada está condicionada por la forma de nuestros ojos y la posición de nuestros párpados y cejas.

Nadie es inmune al paso del tiempo, y esta zona se ve especialmente afectada, debido a que la piel es muy fina, móvil, y con estructuras debajo que van cambiando con el paso de los años; apareciendo bolsas, ojeras y flacidez en los párpados, lo que da un aspecto de cansancio y mirada apagada.

Una alternativa a la blefaroplastia convencional, sin recurrir a la cirugía quirúrgica, es el tratamiento con láser CO2 que permite eliminar el exceso de piel en el párpado superior, de manera no invasiva, mejorando así mismo la coloración y la hidratación natural de la piel del contorno del ojo y consiguiendo un rejuvenecimiento en la piel más fina del rostro.

 

El láser CO2 en párpados 

El uso del láser CO2 fraccionario consiste en una técnica que se realiza en el párpado, vaporizando de manera controlada el tejido sobrante y reacomodando de esta forma la forma del ojo y su contorno.

La principal ventaja de este tipo de tratamiento es que no deja ninguna clase de cicatriz y evita cualquier sangrado. Sólo produce una fina costra que hay que cuidar durante 2-5 días con cosmética reparadora y protección solar después del procedimiento.

Durante el proceso se aplica anestesia local. Es un procedimiento totalmente ambulatorio y sólo hay que evitar 2-3 días de eventos, hasta que disminuye la costra y la ligera inflamación de las primeras horas.

Beneficios del láser CO2

Con el uso del láser fraccionario en la reducción del exceso de piel alrededor de los ojos, se obtienen los siguientes beneficios:

  • Una piel revitalizada y con mayor luminosidad.
  • Eliminación de manchas y rojeces alrededor de los ojos para conseguir uniformidad en el tono.
  • Reducción de las arrugas finas, como las patas de gallo, de manera notable.
  • Efecto tensor sin necesidad de recurrir a cirugía tipo lifting quirúrgico.

Indicaciones a seguir tras una sesión de láser CO2

Nuestro protocolo tras la sesión de láser CO2 disminuye el tiempo de recuperación del tejido, con estas pautas sencillas:

  • Tras el procedimiento realizamos ionización de sustancias reparadoras y calmantes con el equipo MEI.
  • En casa se debe aplicar pulverizaciones de agua termal y la crema prescrita durante las 3 primeras horas y hasta 2 días tras la sesión.
  • Unos 5-7 días de poca actividad social, evitar ambientes con humos, cerrados y frotar la zona.
  • Evitar exposición solar directa de la zona tratada durante un mes desde la sesión.

 

Otras aplicaciones del láser CO2

El láser fraccionario también tiene otras aplicaciones, con resultados altamente satisfactorios, como en el tratamiento de la incontinencia leve de orina y en pequeñas arrugas o imperfecciones de la piel, como manchas, marcas de acné, verrugas y queratosis o nevus.

 

Laser CO2, una alternativa sencilla, no invasiva y con resultados satisfactorios para recuperar tu mirada.

Pero no olvides, pon siempre tu salud en buenas manos y siempre confía en profesionales altamente cualificados.