La carboxiterapia es un tratamiento médico estético indicado para tratar y mejorar problemas de la piel como celulitis, estrías, cicatrices hipertróficas y ojeras, con resultados sorprendentes.

Un proceso mínimamente indoloro y no invasivo, en el que mediante micro-inyecciones se introduce dióxido de carbono directamente bajo la piel de la zona afectada. Su objetivo es aumentar el riego sanguíneo favoreciendo el drenaje linfático y por tanto la eliminación de toxinas y líquido extracelular.

Además también ayuda a mejorar la apariencia de las líneas finas y arrugas, potenciando la estimulación del colágeno y elastina.

¿EN QUÉ TRATAMIENTOS SE RECOMIENDA LA CARBOXITERAPIA?

Existen diferentes afecciones en las que se recomienda un tratamiento de carboxiterapia, con resultados efectivos. Entre las más comunes podemos mencionar:

Celulitis

La Celulitis es una enfermedad del tejido subcutáneo, que afecta a un 99% de las mujeres en mayor o menor medida. Un verdadero quebradero de cabeza ya que no es sólo cuestión de sobrepeso, esta temida “piel de naranja” puede aparecer aún cuando estés delgada o en tu peso ideal.

La carboxiterapia ataca eficazmente este problema. Cuando el dióxido de carbono se inyecta en la piel, se elimina y se reemplaza por oxígeno. Esto hace que en el tejido circulante entre los adipocitos (las células que almacenan la grasa) se facilite la eliminación de líquidos y toxinas y con esto una menor tendencia a la aparición de esos tramos de celulitis dura.

Bolsas de ojos y círculos oscuros alrededor de los ojos

Una circulación sanguínea deficiente alrededor de los ojos, provoca la acumulación de pigmento vascular, que se objetiva como un círculo oscuro. Por lo general, la causa suele ser una congestión de los capilares debido a una obstrucción en el sistema nasal e incluso la falta de suministro de oxígeno a los párpados inferiores.

El uso de carboxiterapia eliminará cualquier obstrucción o congestión en la zona ocular y mejorará la red capilar. El tono azulado se reemplazará por un tono saludable de color rosa, que mostrará que el sistema circulatorio está funcionando nuevamente.

Estrías

Las estrías aparecen cuando la piel se estira hasta el punto de romper el colágeno dérmico. La terapia con carboxiterapia, potencia la formación de nuevo colágeno que tensa y da mayor consistencia a la piel, eliminando la estría y mejorando su aspecto.

 

OTROS TRATAMIENTOS

Aunque los más frecuentes son los que hemos comentado anteriormente, la carboxiterapia es también utilizada con resultados altamente satisfactorios para tratar problemas de:

  • Escote, cuello y manos, se consigue en aumento de la producción de colágeno y elastina durante el tratamiento, minimizando pequeñas arrugas y mejorando la tersura y calidad de la piel.
  • Heridas, pueden curarse más rápido cuando se opta por la carboxiterapia
  • Alopecia, consiguiendo un mejor aporte de nutrientes y de sangre al cuero cabelludo.
  • Cicatrices del acné, pueden disminuir significativamente debido a la formación de colágeno.
  • Después de la liposucción, la carboxiterapia ayuda a equilibrar la circulación y el Drenaje linfático adecuado alrededor del área tratada. 

 

¿QUÉ NOTARAS TRAS EL TRATAMIENTO?

Una sesión de carboxiterapia, puede durar entre 1 hora u hora y media, en función del problema y la zona a tratar de cada paciente.

Tras el tratamiento de carboxiterapia, la piel puede quedar enrojecida, un poco inflamada y en algunas ocasiones puede salir algún hematoma, que desaparecerá sin ningún tipo de tratamiento farmacológico a los pocos días.

Al ser una técnica no invasiva, nuestros pacientes pueden reiniciar su actividad normal inmediatamente después del tratamiento.

Aún así, como siempre comentamos, es imprescindible que realices este tratamiento en un centro especializado y con profesionales altamente cualificados y experiencia contrastada en Medicina Estética.

Pide ya tu cita. Primera consulta gratuita y sin compromiso.