• Tratamientos faciales

En España más del 50% de las mujeres tienen manchas faciales y buscan un tratamiento eficaz para eliminarlas o atenuarlas. Hoy en día hay tratamientos médicos y cosméticos muy avanzados que solucionan estos problemas.

La aparición de hiperpigmentaciones es muy frecuente, siendo las más comunes los léntigos y melasma.

  • Los léntigos son manchas de color marrón claro que aparecen principalmente en la cara,  en el dorso de las manos, en el cuello, escote o en los hombros y son principalmente causadas por el envejecimiento de la piel y la exposición solar.
  • El melasma, se presenta, en su mayoría en mujeres jóvenes y de mediana edad con tonos de piel canela, en la zona de la frente, mejillas y en la zona del labio superior asociándose a menudo a factores hormonales,la ingestión de algunos fármacos y la exposición continuada al sol.

Aunque generalmente consideramos que la exposición al sol es la principal causa de la aparición de manchas en nuestra piel, y en gran medida tiene mucho que ver, existen otros factores de riesgo y causas de estas hiperpigmentaciones tan incómodas, como cambios hormonales, exposición a luz de pantallas, medicamentos fotosensibilizantes y enfermedades sistémicas de heperpigmentación  o hipopigmentación.

 

¿Que tratamientos son los más adecuados para combatirlas?

En clínica Gaztambide recomendamos a nuestros pacientes, en función del tipo de mancha y zona donde esté localizada, nuestros tratamientos con Dermapen y Tecnología Láser, ambas técnicas sencillas e indoloras con resultados garantizados y visibles desde las primeras sesiones.

  • Tratamiento con Dermapen: indicado para rejuvenecer y mejorar las manchas, ayudando además a tu piel a producir colágeno y elastina de forma natural. Dermapen es eficaz en la reducción de las arrugas de expresión, minimiza las estrías, cicatrices y las marcas por acné.
  • Tratamiento Láser: los tratamientos con láser son los más indicados para las manchas tipo léntigo, eliminando las lesiones pigmentadas de forma muy específica y respetando el tejido sano adyacente.

Como siempre, nuestra recomendación es la prevención. La fotoprotección es un buen aliado para nuestra piel. La correcta aplicación de un buen filtro solar total, evitar exposición prolongada en las horas de sol más activo y una suplementación nutricional para modular esa tendencia, conseguirán disminuir la reaparición de las manchas y a una mejor salud cutánea.