Deja que tu piel respire de nuevo.

El peeling químico es un tratamiento sencillo e indoloro, que consiste en la aplicación de productos normalmente a base de ácidos, para conseguir la exfoliación de las capas superficiales de la piel. Se trata de un proceso natural por el que se renueva la piel mediante la eliminación de células muertas, haciendo que ésta se “pele”, con el objetivo de regenerar y renovar la piel, dando un aspecto más rejuvenecido a la misma.

El peeling químico se puede realizar tanto a nivel facial como corporal. En función de la zona, se valora la sustancia más adecuada a cada problema y el tiempo de contacto del producto, hasta que se consigue el efecto deseado. Muchas veces es mejor hacer series de sesiones, en lugar de una sóla sesión muy potente, para tener resultados progresivos y sin inconvenientes

En Clínica Gaztambide realizamos distintos tipos de peelings químicos, pero en esta época del año uno de los más usados es el ácido felúrico. Un compuesto vegetal que se extrae de las aceitunas y moras, con propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento celular y que es ideal para combatir el fotoenvejecimiento debido a su potente efecto protector frente a los rayos ultravioletas.

¿Cuándo es necesario hacerse un peeling químico?

Puedes realizarte un peeling químico con ácido felúrico en cualquier época del año, pero nuestra recomendación es que lo hagas en primavera, ya que además de corregir tu problema específico (manchas, acné, poros abiertos…) refuerza la respuesta de la piel ante la exposición solar y mejora el daño que el sol pueda causar, especialmente durante los meses de verano.

Los principales beneficios del Peeling químico con ácido felúrico son:

– Mejora las manchas o pigmentaciones de la piel producidas por el sol o la edad.

– Es sumamente eficaz contra el acné.

– Actúa sobre los poros abiertos, limpiándolos en profundidad y reduciéndolos.

– Minimiza las arrugas finas o líneas de expresión.

– Da a la piel una coloración uniforme.

Cuidados después de un peeling químico

Tras el tratamiento la piel puede quedar más sensible, ya que hemos eliminado sus capas superficiales. En función del problema que estamos tratando, el profesional médico estético recomendará, por ejemplo si hablamos de acné, una crema específica antiacné o una crema despigmentante, si hablamos de un caso de manchas.

Sin embargo hay unos cuidados básicos que se deben seguir independientemente del caso específico de cada tratamiento, para obtener los mejores resultados.

  • Proporcionar la máxima hidratación a la piel hidratada durante los primeros días.
  • Evitar la exposición al sol y utilizar protección solar 50+.
  • No maquillarse inmediatamente tras el tratamiento para permitir que la piel respire.
  • No usar cremas o colonias con alcohol que puedan irritar la piel.
  • Intentar utilizar cosméticos que contengan ácido hialurónico, omega 3 o componentes vitamínicos, los primeros días tras el tratamiento.

Ponte en manos de expertos profesionales

Antes de realizar este tipo de tratamiento a nuestros pacientes, es sumamente importante hacer un estudio de la piel, determinar el objetivo que se quiere conseguir, tener conocimiento de si se está tomando algún medicamento que pueda ser fotosensible y que tipo de cosmético se utiliza habitualmente. Por esta razón no somos partidarios de que se realice este tipo de tratamientos en casa, ya que conocer las diferentes técnicas y control de la cantidad adecuada del producto que debemos aplicar, es sumamente importante, no sólo para obtener los resultados deseados sino, para no provocar un mal mayor.

Como siempre recomendamos, ponte en manos de un profesional especializado en medicina estética.