El acné puede convertirse en una pesadilla, sobre todo en jóvenes adolescentes, aunque no debemos olvidar que también puede sufrirse en edad adulta. El perfil común de acné en edad adulta, es el de la mujer alrededor de 25 años y aunque las cifran varían en función de la etnia y el país de origen, entre un 12% y un 20% de mujeres sufren esta afección a partir de los 45-50 años.

¿Cómo combatirlo?

Nuestro tratamiento terapéutico contra el acné, se basa en la combinación de 2 aspectos bien diferenciados pero complementarios para lograr el resultado deseado.

ALIMENTACIÓN SANA

Antes de comenzar el tratamiento es necesario revisar los hábitos alimenticios del paciente. Una dieta sana y equilibrada, evitando productos grasos, lácteos, gluten, refrescos, comida industrializada y rica en frutas, verduras, alimentos en los que abundan antioxidantes y vitamina C y E, siempre bajo la supervisión de nuestros especialistas en dietética, irá mejorando el estado de la piel desde dentro de una forma más permanente.

Además es muy importante beber abundante agua, ya que ésta juega un papel fundamental en la hidratación y buen estado de nuestra piel, así como unos cuidados cosméticos que hidraten y respeten el ph cutáneo.

TRATAMIENTOS FACIALES

La mesoterapia facial y microneedling, son los tratamientos médico estéticos, que recomendamos para mejorar el acné y sus secuelas. se pueden realizar en el rostro o en el cuerpo. son muy efectivos y seguros, si lo comparamos con otros procedimientos más agresivos como pueden ser los peelings químicos.

¿En qué consisten?

Ambas son técnicas de multipunción, que se basan en la aplicación de microinyecciones que introducen a nivel intradérmico, los principios activos, mas adecuados al problema del paciente (acné activo, marcas de acné, rosacea….) y que además favorecen la regeneración de la dermis.

La mesoterapia facial y el microneedeling son tratamientos indicados en el tratamiento de marcas y cicatrices que en muchas ocasiones aparecen como consecuencia del acné.

¿Cómo es posible conseguir tan excelentes resultados con estos tratamientos estéticos?

La respuesta es muy sencilla, el diagnóstico personalizado del paciente ayuda a ajustar los activos mas adecuados para reforzar las defensas cutáneas contra la bacteria del acné y además revitalizar y regenerar nuestra piel, por el aporte de vitaminas, minerales, aminoácidos…
El ácido hialurónico es otra molécula muy interesante para este paciente, pues aporta elasticidad e hidratación en una piel que a pesar de la tendencia al acné, debe estar muy hidratada.

Son ambos tratamientos sencillos e indoloros, que permiten recuperar el ritmo de vida normal una vez finalizado el mismo. Como medidas postratamiento, simplemente recomendamos no exponerse al sol durante las primeras 24 horas y utilizar un buen fotoprotector.
Aunque es un procedimiento sencillo, requiere de profesionales expertos que evalúen tu caso y te aconsejen el tratamiento más adecuado para tu piel.

Ponte en buenas manos y Pide ya tu cita. Primera consulta gratuita.