Un buen protector solar, imprescindible en verano

  • Un buen protector solar, imprescindible este verano

Ha llegado el verano y con el aumenta nuestra exposición al sol. Nos gusta ponernos morenas y sentirnos más guapas, gracias a ese bronceado tan favorecedor. Pero no debemos olvidar que en esta época del año la intensidad de los rayos del sol aumenta, y nuestra piel, se ve más expuesta al daño que éstos producen. Por este motivo un buen protector solar es un elemento indispensable que debe acompañarnos siempre, pero en especial en los meses de verano.

Es importante saber que hay dos tipos de radiación solar. Los llamados rayos UVA, que son los que penetran en la dermis, produciendo, foto envejecimiento, arrugas, perdida de elasticidad, problemas de pigmentación e incluso cáncer. Y por otro lado los rayos solares UVB (rayos ultravioletas) que actúan en la epidermis y son los responsables de las quemaduras, ese tono bronceado, manchas y las alergias.

El sol es vital para nuestro organismo y nuestra salud, ya que contribuye a la formación de vitamina D. Lo que sí es importante y hay que tener en cuenta, es que hay ciertas formas de exposición solar que pueden ser perjudiciales para nuestra piel y nuestra salud.

Consejos para proteger tu piel del sol

  • Evita la exposición al sol en las horas de máximo riesgo, entre las 12 y las 4 de la tarde.
  • Aplica un buen fotoprotector solar, de forma generosa, media hora antes de la exposición al sol y repetir la aplicación cada 2 horas, si estas en un lugar muy expuesto, sobre todo en montaña.
  • Protégete aunque estés bajo la sombrilla ya que se mantiene un 35% de la radiación solar y la exposición es más prolongada.
  • Utiliza ropa clara, gafas solares homologadas y sombrero (tu cuero cabelludo también sufre).
  • No te fíes de los días nublados, hay dos tipos de radiación ultravioleta que también atraviesan las nubes.

¿Cómo elegir un buen protector solar?

  • Utiliza cremas solares que protejan de los dos tipos de rayos (UVA y UVB), mejor ecológicos, sobre todo para niños y superficies grandes.
  • Elige un protector solar con SPF 30 no inferior, este protege un 97% y es el recomendado por los dermatólogos.
  • Asegúrate de que es resistente al agua y al sudor, ya que el bloqueador permanecerá más tiempo en la piel aunque ésta esté mojada.
  • Deben ser productos estables ante el calor (fotoestables).
  • Escoge productos de aplicación cómoda y sencilla para fomentar la reaplicación frecuente del filtro.
  • Ten especial cuidado con protectores abiertos porque caducan. Durante el paso del tiempo sus componentes se van degenerando perdiendo su propiedades. No utilices protectores de un año para otro, sobre todo si se almacenaron en sitios con mucho calor.

 

Disfruta del verano, del sol y de las vacaciones pero siempre con un buen protector solar.